El alto costo de la hora punta en el transporte público

 

¿Cuántas veces has escuchado que la hora pico es cuando el transporte público es realmente exitoso? Cuando ves los autobuses y trenes llenos, solo por una o dos horas, pareciera que el transporte público esta finalmente probando su valor.

No tan rápido. Los sistemas de transporte público que operan a un nivel bajo durante todo el día y luego aumentan enormemente durante la hora pico pueden ser muy, muy ineficientes. Eso es porque poner un autobús o tren a funcionar por solo 2-3 horas implica los siguientes costos marginales:

  • Debes encontrar a alguien que se reporte a trabajar para una jornada de medio tiempo. Usualmente esto significa que les vas a pagar por más horas de las que trabajan. Algunas agencias también tienen prohibido, en sus contratos laborales, usar conductores de medio tiempo, lo cual es básicamente la única manera de servir estas cortas jornadas eficientemente.
  • La demanda en hora pico solo se mueve en una dirección, tal cual como en la ciudad clásica americana con un solo centro. También genera la gran ineficiencia de mover todos esos vehículos, casi completamente vacíos, de dirección opuesta al sentido pico.
  • El pico determina el número de vehículos que se deben tener y mantener.

Algunas veces, la demanda en hora pico es mucha más alta que al medio día que los ingresos por tarifa compensan por estas ineficiencias, pero no siempre.

De hecho, en mi experiencia con operadores en Estados Unidos he encontrado que solo muy pocos cuentan realmente los costos de sus servicios en la hora pico. Las agencias de transporte público deben saber y reportar el costo marginal real de un vehículo funcionando en una hora de servicio pico distinguido de los vehículos que operan todo el día (incluyendo los autobuses que corren todo el día y continúan en la hora pico.) Sabemos que el servicio en hora pico es costoso, pero tendríamos conversaciones mucho más claras si supiéramos exactamente cuanto.